19 October 2008

Una noche movida

La flota de la Mini Barcelona ha pasado su primera noche con viento de E que ha llegado a subir hasta los 25 nudos y un mar de proa bien formado, con frecuentes chubascos con algunas rachas de hasta 30 nudos y tormenta eléctrica. De madrugada el viento ha amainado a 10 nudos. Mientras los primeros protos ya han pasado a medio día la Isla del Aire, el resto de la flota progresa a lo largo del norte de Menorca dando bordos con un viento de ESE de 15 nudos y un mar más manejable. La previsión para las próximas 24 horas es que se mantenga el componente ESE en 10 nudos, un regreso a Barcelona con vientos portantes que no dejará demasiado margen para el descanso a los 25 solitarios todavía en regata, tras los abandonos de Juan Carlos Oliva (624) al romperse en una maniobra un dedo de la mano y los de Regir Garcia (668) y Richard Olivier (557) por problemas de piloto y de baterías.